“Verso a verso… Vida a vida”

madre

Acarician mi rostro tus manos temblorosas, y tu mirada refleja el amor infinito de madre. A mis oídos llega tu voz en un susurro: “mi niña”. Sí, mamá, siempre seré tu niña.

Tú que todo lo has dado, hoy quiero hacerte un homenaje dejando en mi blog uno de tus poemas de tu poemario “Amaneceres”. El que tú escribiste  a tu padre, mi abuelo, cuando tenías más o menos mi edad y él tenía la que tienes hoy. Este poema es un reflejo tuyo, cada palabra se puede aplicar a tu propia vida. Espero que la mía haya estado y esté a la altura de la vuestra.

          Roble-que-busca

ROBLE NOBLE

  Por Felicitas de Lázaro

 Padre, te vas doblando

cual roble noble,

cargado de años

y de trabajos.

Tu savia riega

tus ricos campos

y tus semillas,

día tras día, fructificando.

Tus huellas dejan

surcos profundos,

rectos y honrados

hechos de gozo y de quebrantos.

Ya tu mirada de desafío,

de hito en hito al sol no aguanta.

Él te acompaña en tu camino,

de reflexiones y de nostalgias.

Te va diciendo

con voz muy queda, entrecortada,

como si fuera

una plegaria.

 De algunos sueños

tal vez fallidos,

de los logrados

has hecho de ellos,

un canto eterno

de lucha inmensa.

 Hay en tus manos

tantas cosechas,

 de ricos frutos

 que no se cierran

 Hoy al mirarte

 veo en tu frente,

surcos marcados

de tierra buena.

Y en tu cabeza

hay resplandores,

de nieve pura

donde se esconde

tu realeza.

Aunque te vayas

nunca te ausentas.

En mi camino

he de llevarte de compañero,

junto a mi alma.

Padre, te vas doblando

cual roble noble,

pero en tu sombra

se calma el alma,

se serena y se descansa.

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a “Verso a verso… Vida a vida”

  1. Qué maravilla, Felicitas. Verso a verso, su generación a generación el amor fluye entre palabras.
    Gracias por compartir este bellísimo poema un gran homenaje a la madre y a la poeta.
    Un abrazo muy fuerte. ¡Feliz día!

  2. María dijo:

    No podías haberle hecho mejor homenaje a tu madre. Creo que ella cuando te mira se siente tan orgullosa de ti, como lo estás tú de ella. Ambas tenéis motivo para estarlo.
    Mil besetes, mi querida.

  3. Ella dice que soy la que más me parezco a ella… Su reflejo, aunque ella deja su impronta en todos. Mil besos mi querida María

  4. Precioso poema. Precioso homenaje.
    Un abrazo, Felicitas.

  5. Pingback: Premio Junior 2017 | Junior

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s