ALTAWABI

20160112_211637

 

“La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible” (Artur C. Carkle)

Con esta cita comienza una historia que escribí hace tiempo. Es un pequeña obra de teatro leído para niños.  La escribí para los niños que viven en los campamentos refugiados saharauis y la llevé conmigo en uno de mis viajes a Smara.

Es un cuento que narra como una estrella del cielo “Altawabi”, se convierte en una estrella de mar.

La moraleja:  no hay nada imposible cuando se lucha con fuerza y se pone el corazón y el esfuerzo para logarlo.

Os dejo el comienzo de esta aventura

20160112_211647-1-1.jpg

CUADRO I: EL SUEÑO

                       Se abre con la canción: “EL CICLO DE LA VIDA

La acción transcurre en el cielo del desierto del Sahara.

Personajes: Altawabi, La Luna

Narrador:

Hace muchos, muchos años, en el cielo nació una nueva estrella a la que pusieron por nombre Altawabi. Nació aquí, justo, justo encima de nosotros.

Las estrellas parecen todas iguales, pero no lo son. Si os fijáis bien, unas están muy serias, quietas y redondas. Otras, son muy traviesas; les gusta jugar al escondite y nos hacen guiños. Y algunas corretean por el firmamento dejando una estela luminosa.

Nuestra pequeña estrella tenía un brillo especial que la hacia distinta a todas las demás. Su luz era intensa y resplandeciente, de tal manera que se la podía ver desde muy, muy lejos.

Altawabi era feliz en su cachito de cielo junto a sus estrellas hermanas. Le gustaba mirar hacia abajo y ver lo que ocurría a sus pies. Le divertía contemplar al viento elevando la arena en remolinos para después dejarla caer formando suaves y onduladas dunas. O seguir las huellas que los pasos de los hombres y de los camellos dejaban en el desierto.

Pero sobre todo, la gustaba contemplar cómo la enorme extensión de arena se perdía en la lejanía hasta juntarse con una gran mancha que cambiaba de color: de azul al verde y del verde al gris, como si un pintor caprichoso jugara con los colores de un gran cuadro. A veces, hasta la adornaba con bordados blancos.

Altawabi estaba muy intrigada. Se ponía de puntas intentando ver qué era aquello que se extendía tras la arena. Pero estaba demasiado lejos, y por más que se estiraba no lograba ver más que eso: una enorme mancha. Una noche, le preguntó a su amiga La Luna.

Altawabi

¿Qué es aquella mancha que hay tras el desierto? ¿Es más arena?

Narrador

La Luna llena que se peinaba sus cabellos de plata, sonrío a la pequeña estrella.

La Luna

No Altawabi, no todo es desierto. Esa mancha, que ves en la lejanía, es una enorme extensión de agua.

Altawabi

¿Agua?

La Luna

Sí, sí, agua.

Altawabi: (Incrédula)

¿Un desierto de agua? ¿Con camellos de agua?

Narrador

Cuando la Luna escuchó la pregunta de Altawabi, le entró tal ataque de risa que primero se puso roja y después comenzó a menguarse. Cuando pudo dejar de reír, explicó a Altawabi.

La Luna

No se llama desierto. También hay arena, pero está cubierta de agua y se llama mar.

Altawabi

¿Mar? Y ¿cómo es el mar? ¿Tan grande como el desierto?

La Luna

Sí. Hay mares que son aún más grandes. El mar es muy hermoso. Siempre está moviéndose. El agua forma olas de espuma que vienen y van. Su color es azul o verde, depende de si está tranquilo o está agitado.

Cuando está contento y en calma se mece suave y su voz es un susurro, como si estuviera cantando una nana. Pero cuando se enfada, su voz se convierte en un rugido inmenso, y se levanta en olas enormes que lanza con furia contra la playa. Pero así todo es hermoso.

Altawabi (pensativa)

Sí, debe de ser muy bello. ¿Podré verlo alguna vez?

La Luna

¡Claro!, pero todavía eres muy joven. Tienes que esperar a que pase el tiempo y tu propio camino te llevará al mar.

 

Altawabi

¿Y quién vive en el mar?

La Luna

En el mar viven los peces y bellos animales marinos.

Altawabi

¿Y cómo son los peces?

La Luna

Todos tienen el cuerpo cubierto de escamas plateadas, pero sus formas y colores son muy diferentes.

Altawabi

¿Y los otros animales cómo…

La Luna

¡Ya está bien de preguntas por hoy! El sol está empezando a despertar y nosotras tenemos que ir a dormir.

Narrador

Altawabi no se atrevió a insistir y se quedó con un montón de “Y” sin contestar….

Desde esa noche, la pequeña estrella no hizo otra cosa que pensar en ese mar de agua y arena del que le había hablado La Luna.

¡¡ Esperar, esperar!! Ella no quería esperar. El tiempo en el cielo no transcurre igual que en la tierra. Acababa de nacer. Para poder llegar al mar siguiendo su camino, tendrían que pasar millones y millones de años. Y eso era mucho esperar.

Todas las noches le preguntaba a la Luna si no habría una forma más rápida de viajar hasta el mar.

La Luna

No, Altawabi, tú estás colgada en el cielo, no puedes moverte a tu voluntad.

Altawabi

¿Y si me montó en la cola de un cometa?

La Luna

No, no puede ser. Los cometas tienen sus rutas establecidas.

Altawabi

¿Y sí me lleva una estrella fugaz?

La Luna

No, la estrella se apagaría antes de que tú llegaras y te perderías en el espacio.

Altawabi

Y si… y si y si…

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ALTAWABI

  1. La paciencia es un gran virtud que muy pocos tienen. Sin duda, la juventud de Altawabi le jugó una mala pasada. Pero con lo he podido leer, seguró que algún día llegará 🙂
    Un abrazo.

  2. Muchas gracias por hacernos partícipes de la pieza de teatro escrita para los niños saharauis. El “Cuadro I” me ha parecido maravilloso.
    Un fuerte abrazo.

  3. ¡Qué bonita historia! 🙂

  4. María dijo:

    Un cuento precioso que leí hace tiempo y que hoy me vuelve a parecer delicioso.
    Besos, mi querida.

    • Ayer lo releí, después de mucho tiempo. Y volví a recordar mi ilusión al escribirlo preparando mi viaje a los campamentos de refugiados con el Bubisher. Tú, también lo viviste conmigo. Muchos, muchos besos de estrellas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s