LOS DIMINUTOS

LOS DIMINUTOS

Farinelli estaba enroscado entre mis piernas, tranquilo. De repente, estiró el cuello y giró la cabeza hacia una de las paredes de la habitación; parecía observar algo. Pero en la pared no había nada que pudiera llamar su atención. Le acaricié la cabeza y no ronroneó, como otras veces. Siguió con los ojos fijos en la pared, como hipnotizado. Entonces me levanté de la cama y examiné la pared con cuidado. En aquel momento, volví a escuchar aquel silbidito del árbol, y descubrí lo que miraba Farinelli. Arriba, cerca del techo había dos burbujas de colores flotando en el aire. Eran como pompas de jabón, pequeñitas y brillantes.
(Nuevos Cuentos Castellanos Viejos. Extracto del relato “Los Diminutos”)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LOS DIMINUTOS

  1. evavill dijo:

    Qué ilustraciones tan bonitas, acompañan de lujo al texto.

  2. Muchas gracias, Eva. Graciela, la ilustardora ha hecho un gran trabajo. Un beso

  3. Siento que es el inicio de un cuento… besos y rosas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s