DÍA DE DIFUNTOS

Imagen 

Mañana es  fiesta. Fiesta de difuntos. Una fecha que ningún gobierno, sea de la ideología que sea, será capaz de tocar, ni dejar caer del calendario. Rendimos homenaje a nuestros difuntos. Cada uno a los suyos, pero en una enorme algarabía a nivel nacional.

Saldrá en las noticias: “los  cementerios se engalanan para  recibir a miles de personas que acudirán a rendir homenaje a sus difuntos, a limpiar las tumbas y a cubrirlas con flores”.

El hombre  ha sentido, desde  siempre,  la necesidad de honrar a los muertos, bien por la trascendencia que tiene el paso al más allá o por asegurarse que cuando uno marche harán con él lo propio.

Pero no entiendo muy bien en el jolgorio que se ha convertido el homenaje , da la impresión de que  nos acordamos de nuestros difuntos un solo día al año, y los trescientos sesenta y cuatro restantes: “ahí te pudras”,nunca mejor dicho.

El recuerdo de los que moran en el más allá se ha convertido en un negocio: la floristerías hacen su agosto y las ventas les supone una tercera parte de las que harán el resto del año. Las confiterías también se llevan un buen trozo del pastel: a sus puertas,  en cola silenciosa, debe de ser por lo del respeto a quienes se homenajea,  se aguarda paciente para adquirir los “huesos de santos” o “los buñuelos de viento” u otro dulce típico de cualquier lugar de nuestra geografía. Y es que es hay que hacer verdad el refrán de: “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”

Nuestros muertos, los que siguen vivos en nuestro corazón, no necesitan  celebraciones que desemboquen en una asistencia masiva a los cementerios. Seguro que mañana se revolverán inquietos bajo sus lápidas deseando que vuelva la quietud y la soledad en la que descansan el resto del año.

No estoy en contra de que se honre a los que nos dejaron, pero sí en la parte festiva y folclórica que se ha convertido esta festividad. Quizás por eso nuestros jóvenes celebran  Halloween.

Tengo que confesar que me gustan los cementerios, pero sin vivos. Los muertos deseo que descansen en paz.

Amén.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a DÍA DE DIFUNTOS

  1. Chojesús dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo. Hace muchísimos años -porque ya soy un poco mayor-, que he discutido mucho sobre este asunto. Yo tengo mis padres muertos, y los visito cada vez que lo deseo, y les llevo un ramito de flores. Pero lo de este día, nunca lo he entendido. He llegado a la conclusión que mucha gente lo hace sólo para aparentar. Yo he visto mucha gente que lo que hacen es cambiarle las flores de plástico que le pusieron hace un año. Y luego a comer y divertirse porque además es “puente”.
    Muy acertado tu comentario. Ni pongo ni quito palabra.
    Un abrazo,
    Jesús

    • Afortunadamnete mis padres viven, pero el día que falten haré como tú, vivistaré su tumba cualquier día, a solas. Además, pienso que allí no están; si reflexionamos van a hacer una homenaje a unos restos que ya no siginifican nada, ni identifican a las personas que fueron. Yo prefiero sentir su espíritu dentro de mi cirazón y conservarles vivos a través del cariño.
      Muchas gracias por visitarme y por tu comentario.
      Un fuerte abrazo.
      Felicitas

  2. Una fecha que se esta perdiendo con el pasar de los años.
    Bien dices que ahora los jóvenes celebran Halloween y se olvidan de nuestras costumbres.
    Me quede con la duda de preguntarte ¿Eres peruana?
    Un besote.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s